Hidroituango riesgo eterno

Fotografía: Movimiento Ríos Vivos

La Asociación Red de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos – dhColombia – se solidariza con la justa lucha del Movimiento Ríos Vivos que exige garantías para la vida de las comunidades ubicadas en la rivera del cañón del río Cauca, tanto aguas arriba como aguas abajo, quienes corren un alto riesgo ante la puesta en marcha del proyecto Hidroituango, el cual, desde sus inicios ha vulnerado los derechos fundamentales de las comunidades.

Nos unimos a su ejercicio de denuncia e incidencia y por ello disponemos de este espacio el cual actualizaremos periódicamente con información relevante sobre esta delicada situación.

Escrito por: Movimiento Ríos Vivos

Escrito por: Movimiento Ríos Vivos

Desde el 16 de noviembre, cerca de 400 personas –en su mayoría campesinas– que integran 15 asociaciones articuladas al Movimiento Ríos Vivos Colombia, decidieron movilizarse desde sus territorios (de las subregiones del Norte, Occidente y Bajo Cauca de Antioquia) hasta el edificio de EPM ubicado en Medellín ¿Por qué nos movilizamos en este momento? Los años de lucha y resistencia civil y pacífica, ha llevado al Movimiento a entender que Hidroituango rentabiliza el miedo: luego del abandono de los territorios producto de la violencia paramilitar y de la construcción del proyecto, ha seguido la inundación que augura las ganancias que se obtendrían con la generación de energía. Igualmente, hemos detectado que EPM (con la Alcaldía de Medellín a la cabeza) y los diversos actores que se lucran de la represa (económica y políticamente) subestiman y minimizan el riesgo ocasionado por la megaobra, lo cual resulta tanto indignante como criminal, pues no parecieran dimensionar que ecosistemas enteros, miles de personas y diversas expresiones culturales campesinas tienen en peligro su existencia.

La puesta en operación del proyecto con el encendido de  dos, de las ocho, turbinas definido para el mes de noviembre, aunado a los múltiples incumplimientos, negación y especulación de EPM y la Alcaldía de Medellín (altas tarifas de energía, Mesa de negociación con Ríos Vivos, decisión judicial relacionada con la inestabilidad del macizo rocoso, ausencia de reparación integral para las víctimas de Hidroituango, llenado del embalse sin tener todas las obras culminadas y conociendo de la existencia de fosas comunes, etc.), ha aumentado el miedo por la verdad sobre posible colapso del macizo rocoso que sostiene la obra y da cuenta del irrespeto a nuestras vidas, culturas y territorio. Por esto, las comunidades víctimas de Hidroituango articuladas en el Movimiento Ríos Vivos, y que nos encontramos en el edificio de EPM, exigimos:

  • Dar certeza sobre la estabilidad del macizo rocoso, en cumplimiento de las órdenes judiciales y administrativas que se encuentran en firme. Hasta tanto esto no ocurra, no continuar con el avance de las obras.
  • Priorizar la protección frente al riesgo inminente que representa la probable avenida torrencial de la presa, para las comunidades aguas abajo y aguas arriba, al igual que para las comunidades ribereñas al Cauca.
  • Dar cumplimiento al pliego de peticiones del Movimiento Ríos Vivos que contiene exigencias en materia de: a) reparación integral de los ecosistemas afectados por el megaproyecto; b) verdad; c) justicia social y ambiental; d) reparación integral (colectiva e individual); e) garantías de no repetición.

Después de 14 años resistiendo desde el Cañón del Río Cauca entendemos, hoy más que nunca, que nuestras vidas y culturas están en riesgo. Hidroituango es un proyecto de muerte que podría cobrar miles de vidas por culpa de quienes inescrupulosamente anteponen sus intereses económicos sobre la seguridad de las comunidades.

Videos movilización permanente

Fotografía: Movimiento Ríos Vivos
Hacemos responsable al señor
Daniel Quintero Calle alcalde de Medellín por lo que nos pueda pasar a las comunidades aguas abajo o aguas arriba de Hidroituango

Sabemos dela inestabilidad del macizo rocoso, no concebimos que aún así pretendan encender turbinas sin medir las consecuencias
No es verdad que con Hidroituango no se perdieron vidas en el 2018, hubo muertes que nunca se tuvieron en cuenta. Hemos decidido movilizarnos porque ¡No queremos que se pierda ni una vida más!

Y que se tengan en cuenta las comunidades tanto aguas abajo como aguas arriba.
¡Con nuestras vidas no se negocia!


Durante años han subestimado la dimensión y permanencia de los riesgos sobre la población y el medio ambiente, nos han obligado a vivir en riesgo perpetuo. Movilización del Movimiento Ríos Vivos en la ciudad de Medellín
¡ Ríos para la vida no para la muerte!
Agradecemos al @ColectivoMaloka
quienes nos envían un mensaje de solidaridad desde #Barcelona ¡Abrazos fraternos! #RíosparalaVidaNOparalaMuerte



Señor @QuinteroCalle
exigimos respeto y rectificación. Sus irresponsables señalamientos y calumnias deslegitiman nuestra lucha y nos ponen en mayor riesgo.
Señor @QuinteroCalle
está bien que usted no sepa qué es y para qué sirve un machete, pero su ignorancia no le da derecho a calumniar a las culturas campesinas para las cuales esta herramienta es un medio vital.
La ignorancia es comprensible, pero la calumnia es un delito.

Mensajes de solidaridad

Fotografía: Movimiento Ríos Vivos
Ir arriba